40 Adivinanzas para Niños que Ejercitan la Mente

Bienvenidas familias a este nuevo blog un tanto diferente. Esta vez he querido ofreceros un recurso educativo y al mismo tiempo divertido para ejercitar la mente de vuestros pequeños.

Se ha demostrado que las adivinanzas desarrollan el pensamiento abstracto, la inteligencia y el aprendizaje infantil.

En medio de esta vorágine digital, es importante recordar la importancia de mantener un equilibrio y proporcionar a nuestros hijos actividades que estimulen su mente de forma creativa y analítica. Es aquí donde los juegos clásicos como las adivinanzas cobran un valor especial.

Aunque parezca que los pasatiempos se han perdido en la era digital, hoy te ofrezco un juego clásico para niños que nunca falla: ¡las adivinanzas!

40 Adivinanzas clasificadas por edad y tématica

Edades 3-5 años – Temática, Animales:

1. Tiene plumas y pico, y un canto muy bonito. ¿Quién soy?

El pájaro

2. Tengo rayas y maúllo, y en la jungla siempre ando. ¿Quién soy?

El tigre

3. Tengo orejas grandes y cola corta, y me encanta saltar en la pradera. ¿Quién soy?

El conejo

4. Soy pequeño y peludo, y no tengo manos ni pies. ¿Quién soy?

El Ratón

4. Tengo un caparazón duro y lento camino. ¿Quién soy?

La tortuga

5. Bajo la tierra vivo, en una casita pequeña, si quieres saber quién soy, busca por la huerta y la viña. ¿Quién soy?

El gusano

6. Bajo la tierra vivo, en una casita pequeña, si quieres saber quién soy, busca por la huerta y la viña. ¿Quién soy?

El gusano

7. Mi casa es redonda, y yo muy picoteo. En los campos sembrados me escondo.

¿Quién soy?

EL pájaro carpintero

8. De color naranja y rayas negras, en la selva a todos aterrorizas. ¿Qué soy?

El tigre

9. En el agua vivo, sin ser pez, tengo corona, pero no soy rey. ¿Quién soy?

El nenúfar

10. Con mi trompa grande y orejas chiquitas, en el circo hago piruetas. ¿Quién soy?

El elefante

Edades 6-8 años – Temática Naturaleza:

11. Verde por fuera, roja por dentro, si no la abres, no hay quien la encuentre. ¿Qué es?

La sandía

12. Visto de verde, muy alto estoy, cuando llega el otoño, mi color cambio. ¿Qué soy?

El árbol

13. Amarillo por fuera, blanco por dentro, y si quieres que te dé un susto, en aceite me convierto. ¿Quién soy?

El maíz

14. Soy dulce y jugosa, amarilla como el sol, con mi sabor te endulzo el día. ¿Quién soy?

La naranja

15. Roja y brillante, en el árbol me encuentro, soy jugosa y deliciosa, ¿qué fruta soy?

La manzana

16. Amarillo por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera. ¿Qué soy?

El plátano

17. Pequeña como un botón, de la tierra salgo yo. Si me fríes, doy pop, ¿quién soy yo?

El maíz

18. Soy redonda como el sol, en el huerto me verás, de agua fresca y sabor dulce, ¿me puedes adivinar? ¿Quién soy?

La sandía

19. Verde por fuera, blanco por dentro, si te digo que es muy sano, ¿sabes ya lo que es? ¿Qué es?

La pera

20. Amarillo por fuera, blanco por dentro, cuando maduro, soy dulce, ¿me puedes adivinar? ¿Quién soy?

El plátano

Edades 9-12 años – Temática Cuerpo Humano:

21. Es pequeña y redonda, se levanta y se oculta cada día.

¿Qué es?

La luna

22. Siempre estoy corriendo, pero nunca me muevo. ¿Quién soy?

El agua

23. Con la boca siempre abierta, nunca hablo ni digo nada. ¿Qué es?

El libro

24. Cuando más se seca, más mojada está. ¿Qué es?

La toalla

25. Es blanco como la nieve, pero no es frío y hay algunos de azúcar. ¿Qué es?

El algodón

26. De noche parado, de día girando, siempre en su sitio, no se está moviendo. ¿Quién soy?

El reloj

27. Tengo un pie largo y otro corto, y siempre bailo con mi hermano. ¿Quién soy?

El compás

28. Tengo un pie largo y otro corto, y siempre bailo con mi hermano. ¿Quién soy?

El compás

29. Aunque no hable, siempre dice la verdad. ¿Qué es?

El espejo

30. Tengo boca, pero no hablo, tengo campana, pero no sueno. ¿Qué soy?

El teléfono

Edades 12+ años – Temática General:

31. En la mañana soy pequeño, en la tarde grande me vuelvo. ¿Quién soy?

La sombra

32. Tengo barba, pero no soy hombre, tengo dientes, pero no como, ¿quién soy?

El maíz

33. No es cama ni es león, pero en ella duerme el ratón. ¿Qué es?

La almohada

33. No es cama ni es león, pero en ella duerme el ratón. ¿Qué es?

La almohada

34. Si quieres que te diga lo que soy, abre mis puertas con la llave que tienes en el bolsillo. ¿Qué es?

El libro

35. No es un reloj, pero siempre marca la hora. ¿Qué es?

El sol

36. Una señorita muy aseñorada, que siempre va en coche y siempre va mojada. ¿Qué cosita es?

La lengua

38. Rodeada de ricos paños, está la reina y sus acompañantes. ¿Qué es?

La mesa

39. Dura como el hierro, pero cuando me mojan me vuelvo blanda. ¿Qué soy?

La vela

Formas creativas de incorporar las adivinanas en tu día a día

Una simple adivinanza puede beneficiar mucho y en muchos aspectos a los niños y podemos introducirlas en nuestra rutina de muchas formas.

Momento de Desayuno o Cena Adivinanza

Antes de comenzar a comer, puedes compartir una adivinanza relacionada con los alimentos que tienen en el plato. Por ejemplo, «Es amarillo y tiene un sabor dulce, ¿qué es?» (respuesta: el plátano). Esta actividad no solo añade diversión al momento de la comida, sino que también fomenta la asociación de ideas y el aprendizaje sobre los alimentos.

Los juegos en familia no solo fortalecen los lazos afectivos, sino que también son una excelente manera de estimular la mente de los más pequeños.

Adivinanza del Día

Elige una adivinanza nueva cada día y conviértela en parte de la rutina diaria. Puedes colocarla en un lugar visible, como la nevera o la puerta de entrada, y desafiar a tu hijo a resolverla antes de que termine el día. Esto crea una expectativa emocionante y mantiene activa la mente de tu hijo durante todo el día.

Una idea puede ser ir dejándoles notitas con adivinanzas en el desayuno del cole. Mi compi Ana lo hace y me ha encantado la idea. Me cuenta que cada mañana, haciendo práctica de su letra ligada, que por cierto no es nada fácil, le escribe una adivinanza.

Ambas pactan que hasta que no llegue al desayuno en el cole no puede leerla. La recogida del cole se vuelve muy emocionante, su mamá le pregunta si ha conseguido resolver la adivinanza, en ocasiones si la ha resuelto, y en otras no, pero lo mejor es que se convierte en un juego, ya que se lo pregunta a sus compañeros e intenta resolverla entre todos.

Juego de Adivinanzas en el Coche

Cuando estén viajando en coche, aprovecha el tiempo para jugar al juego de las adivinanzas. Alterna entre ser el que pregunta y el que responde, y elige adivinanzas relacionadas con el entorno que están viendo. Esto no solo hace que el viaje sea más entretenido, sino que también estimula la observación y la creatividad.

Noche de Adivinanzas en Familia

Dedica una noche a la semana para jugar adivinanzas en familia. Pueden sentarse juntos en el salón o alrededor de la mesa y turnarse para leer y resolver las adivinanzas. Esta actividad promueve la cooperación familiar, el pensamiento crítico y el desarrollo del lenguaje.

Libro de Adivinanzas Personalizado

Crea un libro de adivinanzas personalizado con tu hijo. Pueden dibujar o imprimir imágenes que representen cada adivinanza y escribir las respuestas debajo. Este proyecto no solo fortalece el vínculo entre tú y tu hijo, sino que también estimula su creatividad y habilidades de escritura.

Blog interactivo

Aunque queremos evitar a toda costa el abuso de pantallas, en ocasiones nos viene genial tenerlos un buen rato entretenido. Pero si además le ayuda a ejercitar la mente, entre otras cosas, pues bienvenido sea ese rato de tranquilidad. Este blog es interactivo, de manera que pueden ir ellos mismos leyendo las adivinanzas y buscando la respuesta moviendo el ratón. Déjales el ordenador y que lean un ratito las adivinanzas que más les gusten y descubran si han acertado o no.


Al incorporar las adivinanzas de manera creativa en tu día a día, no solo estás haciendo que sea divertido para un niño, sino que también estás fomentando su desarrollo cognitivo, lingüístico y emocional de una manera significativa.

¿Qué son las adivinazas cortas?

Las adivinanzas infantiles cortas son enigmas o juegos de palabras que describen cosas con el propósito de encontrar una respuesta. Generalmente, se presentan en forma de rima y contienen pistas en el enunciado que desafían a los niños a pensar con astucia. Este tipo de acertijos combina la lírica con el ingenio, proporcionando diversión y aprendizaje a partes iguales.

¿Para qué sirven las adivinanzas para los niños?

Las adivinanzas para niños son más que un simple pasatiempo. Tienen una serie de beneficios:

  • Mejoran el Vocabulario
  • Desarrollan la Lógica y el Pensamiento Crítico
  • Fomentan la Socialización

Rercomendación de libros de adivinanzas para niños

¡Para seguir disfrutando de la diversión de las adivinanzas en casa, te recomiendo explorar estos libros disponibles en Amazon que llenarán de enigmas y risas los momentos en familia!

Con estos libros, podrás seguir ejercitando la mente de tus hijos de manera divertida y educativa. ¡Que comience la aventura de descubrir nuevas adivinanzas juntos!

¡Espero que esta información haya sido útil para ti y tu familia!

Me encantaría conocer su opinión. Si tienen alguna sugerencia o desean compartir otros temas que les interesen, ¡no duden en dejarnos un comentario! Estoy aquí para proporcionarles más contenido educativo y entretenido para disfrutar en familia.

¡Gracias por visitar nuestro blog y espero verlos pronto de nuevo!

Deja un comentario