Isla mágica, recomendaciones para ir con niños

Hace poquito hemos hecho un viaje fugaz a Sevilla para visitar Isla Mágica, y creo que os pueden ser útiles algunas recomendaciones si vais con niños. He pensado en hacer este post e informaros de todo aquello que os pueda resultar útil si tenéis pensado ir este verano por allí.

Para empezar, como éramos un grupo bastante grande decidimos hacerlo todo con bastante previsión y dejar cerrado el mayor número de cosas con ellos. Nos estuvimos comunicando a través de correos electrónicos.

En ellos, nos iban informando de todo y resolviendo todas las dudas que nos iban surgiendo.

Os recomiendo que la compra de entradas sea atipicidad online, pues siempre es más barata que en taquilla.

Nuestra idea era pasar dos días, el sábado en Isla Mágica y el domingo en Agua Mágica, pero al final decidimos visitar solo Isla Mágica.

Os explico: resulta que solo te dan la opción de disfrutar de ambos parques un día; es decir, compras doble entrada para poder ir a Agua Mágica, por lo tanto siempre que vas a Agua Mágica estás pagando por Isla Mágica.

Agua Mágica no dispone de entrada independiente desde el exterior del parque. Si ya dispones de entrada para Isla Mágica podrás adquirir una entrada de Agua Mágica para el mismo día en taquillas por 9€. Aforo limitado. Consultar calendario de apertura.

Esta historia nos enfadó bastante, porque en un día no te da tiempo a disfrutar de ambos parques y menos aún si vas con niños pequeños, así que decidimos ir solo un día para poder disfrutar del mayor número de atracciones posibles en Isla Mágica.

Al final Agua Mágica es un parque acuático y podemos disfrutar de otros más cercanos a Granada. Además, es uno de los post que tengo pendientes.

Compra anticipada (entradas y parking)

Aquí os dejo las tarifas, con la tarifa Online anticipada debes consultar el calendario de compra en la tienda online para conocer en todo momento cuál es el mejor precio disponible para cada día.

Las tarifas pueden variar en función de la anticipación de la compra. El precio de venta anticipada se aplica con al menos un día de antelación a la visita.

Por ser un grupo bastante grande nos hacían descuento, por cada 20 entradas nos regalaban una.

Existe la opción de comprar una entrada para un segundo día en taquilla por 18,90 euros, entregando la entrada de ese día, pero cualquier descuento que tengas en la primera entrada, ya no es válida para esta opción.

Por ejemplo, nosotros al obtener las entradas gratuitas de grupo ya no teníamos derecho a ese precio, una razón más para ir solo un día.

Hay otras ofertas que os dejo a continuación:

La reserva se puede hacer en cualquier momento, y es cancelable hasta 48 horas antes de la visita.

El pago se puede realizar una semana antes por transferencia o hasta 5 días antes con tarjeta. Una vez realizado el pago, las entradas se mandan por email.

Aquí os dejo el enlace para la compra online de entradas.

También dejamos cerrado el tema del Parking, al ir solo un día no queríamos perder el tiempo buscando aparcamiento. Y por la web realizamos el pago.

Hay dos parkings disponibles que permanecen abiertos desde media hora antes de la apertura del parque hasta media hora después del cierre:

  • General: situado en la calle Juan Bautista Muñoz, a 400 metros de la entrada, por 8€ (o 7€ si se compra con antelación en la web).
  • Barqueta: situado en la entrada del parque, a solo 50 metros de la entrada, por 10€. Aparcamiento solo para turismos. El acceso a furgonetas o autocaravanas no está permitido. Solo disponible a través de la web. Nosotros optamos por este ya que era el más cercano la entrada. Pero también os digo que llegamos sobre las 10:30 y en las calles próximas había aparcamiento pero se estaba llenando por momentos.

Para acceder al parking te pedirán un código QR que obtendrás tras la compra, no hace falta imprimirlo, yo se lo mostré en el móvil.

DÓnde comer

Nosotros nos informamos de dónde comer y de los posibles menús, y le mandamos una lista de los menú que cada uno eligió y también los pagamos junto con las entradas. Esto la verdad que de poco sirvió porque no estaban preparados exclusivamente para nosotros, pero como se retiraban en una línea de servicios, había preparado de sobra para bastante gente.

Comimos en El Fuerte, y fue muy buena elección por el fresquito que hacía, ya que fuera el calor apretaba fuerte. Allí lo que hay son mesas de merienda y aunque no compres menú puedes disfrutar de ellas, por eso no se hace reserva de las mesas, por tanto es importante que comáis más bien temprano para pillar sitio. Ese día había gente hasta comiendo en un escenario que había y en el suelo.

Al comprar los menús de todos por adelantado, en el momento en que entramos al parque teníamos que dirigirnos a un punto de información de restauración y allí nos decían la hora asignada para la comida, todos debíamos comer a la misma hora.

La comida, la verdad, no era nada del otro mundo, pero era algo que ya esperábamos, os dejo el cartel de los menús que nos pasaron.

Acceso express

Ya que solo íbamos a disfrutar un solo día de Isla Mágica teníamos claro que nos queríamos hacer con un pase de acceso rápido, y nada más entrar dos adultos del grupo se acercaron a la venta de ellos en la tiendita de Anaconda. Nos interesaban, sobre todo, los de agua, se denominan Pack Splash y tienen un coste de 5€, con él podíamos disfrutar de las atracciones acuáticas de Isla Mágica sin esperas.

Incluye las atracciones Anaconda, Iguazú y Rápidos del Orinoco. Para nuestra mala suerte solo se vendían 15 diarios y nosotros éramos muchos más, así que decidimos que no compraríamos ninguno.

Hay diferentes pases rápidos, desde mi punto de vista merece la pena, si además vas solo un día y si es en fin de semana más aún, porque las colas son bastante grandes. La mayoría de ellas son de 40/50 min en las atracciones más populares.

Y sobre todo si vas con niños pequeños es un punto para tener en cuenta, ya que como sabéis las esperas no son mucho de su agrado.

Os dejo aquí el enlace para que os informéis de todos los que existen.

Como ir equipado

No está permitido acceder con comida al parque, aunque no revisan mochilas. Nosotros llevábamos sobre todo comida para los bebes, y algún tentempié ya que los peques y el hambre va siempre de la mano y lo de tener paciencia no lo llevan muy bien.

Buscaos una buena mochila para echar gorras, agua y crema solar: Sevilla es una ciudad calurosa y muy soleada, hay que hidratarse y protegerse de la radiación solar, incluso en primavera y en otoño.

También metí algunas mudas, pero con el calor que hacía nos secábamos enseguida. Ya para la cena sí cambié a los dos peques para que estuvieran más cómodos, ya que el calzado seguía húmedo y también parte de la ropa. Echad en la mochila una bolsa de plástico para meter la ropa mojada.

Otra recomendación es que si vais con bastantes niños les pongáis a todos una camiseta igual. Nosotras las compramos en Kiabi, naranjas llamativas para no perderlos de vista ni un momento entre tanta gente. Y resultó todo un éxito, de esta forma era fácil dar con ellos y orientar a alguno si se separaba del grupo, incluso podéis ponerles gorras iguales para garantizar que se identifiquen de un vistazo.

Os aconsejo bañador debajo, ropa muy ligera y fresca, y calzado que se pueda mojar del estilo que os muestro a continuación. A los peques se lo compré en el Decathlon. Opté porque el de Víctor fuera más cerrado para que le protegiera los dedos, ya que no para y era más probable que se pudiera hacer daño.

Os muestro cual fue mi elección:

Al final sin habernos puesto de acuerdo íbamos las mamis y los peques iguales, me encanta esta foto.

Recomiendo llevar alguna crema para rozaduras, Compeed, tiritas, id preparadas por si de tanto andar con este tipo de calzado puedan hacerse daño.

Fuentes de agua para resfrescase

Es absolutamente necesario ir mojándose durante todo el día, y no solo en las atracciones de agua sino también en las fuentes recreativas que hay repartidas por el parque para ello.

Hay dos principalmente:

Una muy sencilla de chorros que está cerca de la caída libre.

Y luego tenemos El Refugio de Morgan, una divertida zona acuática con juegos interactivos para toda la familia. Es como una pequeña aldea llena de pistolas de agua por todas partes y muchos chorros. Debo decir que a Marta, mi hija pequeña de dos añitos, fue lo que más le gusto.

Una zona muy divertida donde estuvimos más tiempo del que esperábamos fue en el mirador de la atracción Iguazú. Cuando la barca caía era tal la cantidad de agua que salpicaba que los niños se partían de risa cada vez que bajaba, salían corriendo para no mojarse una y otra vez.

Los bebés aquí disfrutaron muchísimo.

Atracciones

Antes de nada haceos con un mapa de estos, será mucho más fácil moveros por el parque e ir priorizando las zonas que más os interesen.

Debo decir que me quedé bastante decepcionada con las atracciones para niños más pequeños: al ver que no podía entrar en la mayoría preguntamos y nos informaron de que solo había dos, uno era La Rueda Primavera y el otro El Refugio de Morgan (que no era ni una atracción sino una zona acuática como os comenté anteriormente). Luego nos dimos cuenta de que también podían subirse en el Carrusel. Marta no se pudo subir porque en ese momento estaba dormida. Yo me subí con Víctor y la verdad que es precioso, fue un paseo muy agradable con la música típica y de noche, encendido, más bonito aún.

Las atracciones tenían una restricción de altura con mínimo de 90 cm y antes de entrar miden al niño. Son bastante estrictos, debe medir eso y si no, no se puede subir.

Por lo tanto Isla Mágica no es lugar para bebés. Una pena porque en muchas de las atracciones podrían perfectamente subirse en brazos de los papis. En fin, son sus normas y hay que cumplirlas.

Nosotros teníamos muy claro que íbamos directos a la zona de los más pequeños llamada La Fuente de la Juventud. Tuvimos mucha suerte porque no había colas en la mayoría de las atracciones; Crisálida, Caimán Bailongo, Sapo Saltón, la Rana Saltarina, Rueda Primavera, Los Cañones, Los Náufragos.

Crisálida
Caimán bailongo
Rana Saltarina
Rueda Primavera

Sapo Saltón

En Las Abejitas y Flota Mercante sí que hicimos como unos 20/30 minutos de cola. Y en el Tren Potosí que es una montaña rusa familiar de intensidad media llegamos a los 40 minutos.

Las Abejitas
La Flota Mercante
El Tren Potosí

Hubo otra zona genial donde no hicimos nada de cola, en las atracciones de ¡A los Cañones!, El Desfiladero y Los Náufragos. En estas dos últimas hicimos una parada para tomar algún refresco e ir al baño mientras los peques disfrutaban de estas dos atracciones.

Una advertencia, no acerquéis a los niños a los puestos de los granizados, es una perdición. Valen 5 euros y rellenarlo de nuevo 4 con el vaso que compraste la primera vez. Mucha suerte con esto.

Los Náufragos
¡A los Cañones!

Al llegar a la atracción de Dimensión 4 decimos no entrar porque la cola era muy grande, al igual que la de El Capitán Balas pero de las dos preferimos la segunda. La cola se hace en una cueva donde hace un poco de calor, para mi gusto fue bastante larga para lo poco que dura. Consiste en ir disparando con una pistola láser a diferentes escenarios (aviso que puede llegar a asustar un poco los peques).

Donde también hicimos bastante cola fue en Los Rápidos pero a los peques le encantó, merece la pena, la verdad.

Nos sorprendió bastante lo rápida que iba la cola de Iguazú, en esta atracción fueron muy pocos los peques que se atrevieron a subir, pero para los adultos fue una de las favoritas.

En cambio en Anaconda la cola fue tremenda, pero vimos el atardecer desde allí arriba y fue un paseo precioso. Creo recordar que fuimos solo adultos los que nos subimos a esta atracción, al ser tantos podíamos ir turnándonos para que un grupo se quedara con peques y el otro se subiera. Los papis también tenemos derecho.

Espectaculos

En cuanto a los espectáculos, debo decir que no los priorizamos, teníamos claro que no nos queríamos perder el de la noche.

Al final vimos dos, uno de piratas que fue al final de la tarde, llamado La Fragata, se trata de un motín pirata sobre un barco atracado en el puerto de la Guarida de los Piratas.

Yo aproveché para subirme a Anaconda con dos mamis, mientras lo papis se quedaron en el espectáculo con los peques. No os puedo dar mi opinión personal pero algunas mamás me comentaron que era un poco violento, y que algunos niños estaban algo asustados, nuestros peques tienen 6 añitos, puede ser que guste más a los niños de más edad.

Justo después de este espectáculo aprovechamos para ir a cenar en un restaurante que había justo enfrente llamado La Taberna. Servían comidas tipo ensaladas, hamburguesas, perritos calientes y carnes a la brasa. Debo decir que el servicio fue un desastre, lentos, se equivocaban en los pedidos, y bueno, la comida regular, como la de al medio día.

No entiendo por qué en un parque temático no se puede servir comida de calidad, la verdad, si además no te dejan traer tu propia comida.

Y ya nos fuimos rápidamente a coger sitio para el espectáculo de la noche, algunas familias decidieron marcharse ya que los peques estaban muy candados, los míos también pero no nos queríamos perder este espectáculo.

Es un espectáculo que se lleva a cabo sobre el lago, con un graderío de gran capacidad al aire libre. A esta zona se llama El Anfiteatro del Lago.

La verdad es que estaba toda la grada llena de gente, no cabía ni un alfiler. El espectáculo me pareció bastante aburrido, cuando hablaban no se les entendía muy bien, al final no dejo de ser una lucha entre dos bandos, con bailes y fuego, un poco típico, la verdad.

Lo mejor era las proyecciones que se hacían en el lago sobre las fuentes que acompañaban con música al espectáculo, el único problema es que en la zona en la que nosotros estábamos sentados apenas se veía, con lo cual resultó algo decepcionante, sobre todo porque no mereció la pena esa espera al estar tan cansados los peques.

Yo me informe un poco antes de ir al parque y hablaban muy bien de los espectáculos, nos perdimos muchos, y seguro que habrá algunos que nos hubiesen gustado más pero en un día no podíamos con todo.


Es muy probable que nos perdiéramos algunas cosas, imposible en un día llegar a todo, sobre todo porque nos centramos en las atracciones para niños más pequeños. Había un barco que paseaba por el lago al que no pudimos visitar, también había barcos para subirse y explorar, pasamos cerca pero no nos paramos para entrar.

Pero en general salimos muy satisfechos, nos dio tiempo de disfrutar de muchas atracciones a pesar de ser tantos y con niños tan pequeños.

Otras recomedaciones

El parque abre sus puertas a las 11 horas, nosotros llegamos sobre las 10:30 y ya había bastante cola para entrar, por lo que os recomiendo que lleguéis un poco antes, lo bueno es que son pasillos bastante amplios y una vez abierto, la cola va muy rápido.

Y ya para terminar os recomiendo que busques fechas en las que el parque este menos concurrido. Al final hay que armarse de paciencia para hacer bastantes colas y esto con niños pequeños no es nada fácil. Yo pase un día muy chulo subiéndome con Víctor en las atracciones mientras papa se quedaba con Marta, por lo tanto para él fue mucho más pesado.

Si podéis, visitadlo en día de semana, podéis consultar en la pagina web del parque en que épocas esta menos concurrido.

En el grupo que fuimos también había unos cuantos adolescentes que fueron por libre, la verdad es que ellos al ser menos, aprovecharon mucho más el tiempo, y no hay problema en dejarlos solos, nos encontraban rápidamente, el parque hace como un recorrido circular y era fácil recorrerlo y tener puntos de encuentro.

Espero que os resulte útil esta pequeña guía y recomendaciones, si al final vais a Isla Mágica espero que lo paséis genial y podáis sacarle todo el provecho posible.

Un abrazo familias.

3 comentarios en «Isla mágica, recomendaciones para ir con niños»

Deja un comentario