Qué hacer en casa con los peques

Teniendo en cuenta como está el tiempo se me ocurre hacer un post con algunas ideas de actividades que podemos hacer con los peques si decidimos quedarnos en casa y resguardarnos de esta lluvia maravillosa que tanta falta nos hacía.

Muchas veces estando en casa no nos paramos hacer nada con los niños porque siempre hay mil cosas que hacer, lavadoras, limpieza, recoger la cocina etc.

Os propongo que este fin de semana dediquemos tiempo de calidad a nuestros hijos, ellos disfrutan tanto cuando se hacen actividades en familia, participando todos los miembros de la casa, tanto grandes como pequeños.

Este post tiene como objetivo serviros de guía para cuando no se nos ocurre nada que hacer con los peques, tened siempre esta lista a mano para acudir a ella y echaros un cable para entretener a los peques disfrutando de tiempo en familia en nuestra casita.

Juegos sencillos

Hace un par de semanas nos quedamos un domingo en casa para descansar (que de vez en cuando no viene mal) y propusimos un juego que fue todo un éxito, se llama «Adivina quién soy«, consiste en escribir en una nota adhesiva un nombre de un personaje, en este caso pactamos que tenían que ser personajes de las películas Disney, esos papeles se doblaban y las metimos en una caja.

Agitamos para que se mezclaran bien, y fuimos cogiendo de uno en uno sin ver lo que había escrito y no lo pegamos en la frente. El juego consiste en ir por turnos haciéndole preguntas a los demás hasta averiguar que personaje es.

Nuestro hijo de 5 años disfruto mucho, además practico tanto la lectura como la escritura, a los más grandes les ayuda mucho a pensar que pregunta es la más ideal, y hasta la pequeña de año y medio participo pegándose su pegatina en la frente y hablando en su idioma Minions cuando era su turno. No lo pasamos genial, tanto que jugamos bastantes veces.

Otro juego que suele gustar mucho, es el de las películas, se hacen dos equipos, uno de ellos le dice a un miembro del equipo contrario una película al odio y tendrá que adivinarla su equipo a través de mímica. Son juegos donde te ríes un montón. Y se pueden ir adaptando dependiendo de la edad de los peques ayudándolos con pistas por ejemplo.

Si tenéis una pizarra en casa (sino también se puede hacer en un folio) podéis jugar al Pictionary. Un equipo le dice al otro lo que debe dibujar para que lo adivinen. Una variante muy divertida es hacer una fila sentados en el suelo, y se van haciendo dibujos sencillos en la espalda del que tiene en frente, y el último debe adivinar que dibujo es.

O el famoso Teléfono escacharrado, le dices al oído una frase y luego esa persona se lo dice a otro y ya el último dice la frase que era, es tal la distorsión de las palabras que te ríes muchísimo.

También está el de Léeme los labios, sin emitir ningún tipo de sonido deben decir una palabra o frase (dependiendo de la dificultad que queráis darle al juego) y deben adivinar que está diciendo.

Otro juego muy divertido es el de Vamos a crear una historia, uno empieza inventando una historia y por turnos cada uno va dándole forma a esta historia, cada uno puede decir lo que quiera, esa es la norma, suelen quedar historias muy locas y divertidas.

Si los que os apetece es estar un poco más activos ya que notáis que los peques lo necesitan podéis proponer cualquier tipo de gymkana o búsqueda del tesoro, a través de notas por toda la casa, de pistas que conduzcan a la siguiente, hasta dar con el acertijo o con el tesoro, que en este caso puede ser una bosa de palomitas y el premio sea ver una peli en familia.

También podéis optar por hacer un escape room ya que está tan de moda, sino sabéis como hacerlo tenéis muchas opciones en internet, lo podéis hacer en casa o bien online, aquí os dejo varias ideas.

Una idea que las fascina a los pequeños es montar una cabaña juntos, en mitad del salón apartando los muebles con sillas, pinzas, sábanas, almohadas, cojines, luces, todo lo que se os ocurra podéis crear un espacio intimo y especial, una vez terminada la cabaña podéis leer un cuento juntos, hacer una guerra de cosquillas, hacer un picnic, o simplemente disfrutar con uno de los juegos que os presento aquí para hacer en familia.

Un juego que siempre practicábamos en la infancia era el del Frio y calor, alguien esconde un objeto y va preguntado si esta frio o caliente en función de la cercanía, el primero que lo encuentre gana.

O el de Arancha de qué color, azul y blanco lo quiero yo. Una vez dicha esta frase decías color color, azul por ejemplo y todos deben ir corriendo a tocar un objeto de color azul.

Son juegos sencillos que pueden realizarse en casa y que crean vínculos muy especiales.

Cocinar en familia

Hacer un bizcocho es algo que les encanta a los niños, mezclar los ingredientes, mancharse de harina, y por supuesto comérselo después, pero esta vez he pensado en hacer algo diferente. Depediendo de la edad os recomiendo que os hagáis con un cuchillo especial para ellos, les encanta, les da más autonomía y se sienten útiles de verdad. Estos cuchillos los podeis encontrar en la tienda de porteo feliz.

Y entonces la idea es trocear fruta y verdura para hacer formas divertidas, fomentamos hábitos saludables al mismo tiempo que nos divertimos, aquí os dejo algunos ejemplos. Podéis encontrar muchos más por internet.

Visitando museos

Si lo que os apeteces es algún juego más didáctico donde aprender algo de cultura, os propongo una visita al museo, pero una visita un tanto especial.

Os presento diez museos para visitar desde casa. En algunos nos hacen un tour virtual y en otros nos muestran sus colecciones online. Pinchad en el museo que queráis para verlo.

1. Pinacoteca di Brera – Milán

2. Galleria degli Uffizi – Florencia

3. Museo Vaticano – Roma

4. Museo Arqueológico – Atenas

5. Museo del Prado – Madrid

6. Louvre – París

7. British Museum – Londres

8. Metropolitan Museum – Nueva York

9. Hermitage – San Pietroburgo

10. National Gallery of art – Washington 

Maquillaje en familia

No hay cosa que le guste más a mi hijo que maquillarme, así que me parece una actividad muy divertida para hacer en familia, cada uno elije a quien maquilla, y después el que maquilló, le toca que lo maquillen. Podéis hacer un concurso si os apetece, por ejemplo gana quien haga el maquillaje más gracioso.

Si tenéis pinturas corporales mucho mejor porque dan más juego, pero el maquillaje de mamá también es muy divertido, juegan con la mezcla de los colores, y puede ser un maquillaje completamente libre o bien al que maquilla puede elegir un tema, un animal, o lo que se le ocurra. Mucha veces ver a papi y a mami maquillados así les da mucha risa.

Manualidades sencillas

Siempre es un acierto hacer manualidades, crear algo de la nada les fascina, y si además es con la ayuda de papá y mamá aún más, muchas de las cosas que os propongo ya las conoceréis pero no viene nada mal tener una chuleta para acudir a ella cuando se nos acaban las ideas.

Plastilina casera

Es muy sencilla, económica y al alcance de todos ya que esta plastilina está hecha con harina, sal y agua caliente. Es tan fácil hacerla que los peques pueden elaborarla solos.

Tenéis que preparar dos medidas de harina, una medida de sal y una medida de agua caliente. El primer paso es mezclar la sal y la harina. Y después se va añadiendo poco a poco el agua caliente, sin dejar de remover. Hay que tener un poquito de paciencia porque al final la masa empieza a hacerse compacta y manejable. Para hacerla más llamativa y divertida podéis añadir un poco de colorante. Podéis añadirle o más agua o más harina dependiendo si está muy pegajosa o muy seca.

Crear personajes con los cartones del papel higiénico

No se vosotros pero por alguna extraña razón en mi casa nadie nunca tira los tubos de cartón del papel higiénico, quizás crean que se rellena de forma mágica, el caso es que al final siempre hay como 4 o 5 «turulando» por los cuartos de baño, al final los guardo para aprovechar y hacer con ellos manualidades.

La idea es dar libertad para que cada uno desarrolle su creatividad, en la mesa pon tijeras, pegamento, folios de colores, rotuladores, cartulinas, papel seda, pompones, todo lo que tengas en casa que creas que pueda servir, y cada uno debe crear su personaje, animales, monstruos, hadas, o algo que ni siquiera exista y lo podemos llamar como queramos.

Una vez terminado el personaje podemos hacer un pequeño teatro con ellos utilizando cualquier mueble donde escondernos y así solo mostrar la mano con nuestro títere, inventar una historia y ponedle voz a nuestro personaje.

Crear un dibujo en familia

Si sois de los que no os importa que la casa se manche un poquito (qué más da, luego se limpia) esta actividad os va gustar.

Antes de empezar esta actividad hay un paso previo importante, y es q cada uno debe diseñarse un vestido con una bolsa de basura, y hacer un desfile dando puntuación a cada uno, el ganador será el primero en empezar la actividad.

Necesitaros pinturas y un trozo de papel continuo. La idea es echar pintura a este papel y juntos crear un cuadro utilizando todo lo que se os ocurra, manos, pies, codos, rodillas, además claro de pinceles, esponjas, cartones, pelotas, cualquier cosa que se pueda utilizar para pintar. Si aún tenéis niños muy pequeños y pueden intentar comerse la pintura, hay otra opción y es utilizar yogur con colorante, así si se la comen no habrá ningún problema.

Pintar resulta bastante relajante y satisfactorio, os animo a que disfrutéis en familia con esta actividad y terminéis de pintura hasta arriba.

Papiroflexia

En realidad no es tan difícil hacer bonitas figuras con el papel, hoy en día tenemos un acceso a la información maravilloso para aprender un tutorial rápido de papiroflexia por ejemplo. Papel es algo que hay en casa seguro, podemos elegir una figura sencilla para que la puedan hacer todos, y una vez terminada, cada uno puede darle un toque personal, añadiéndole algún complemento o pintándoles de colores. Y para finalizar se pueden colgar todas juntas para hacer un bonito móvil que decore un rincón de la casa. Os dejo un ejemplo de papiroflexia sencilla.

Una de las figuras más famosas de mi infancia es el comecocos, os animo a que se lo enseñéis a vuestros hijos, y lo uséis para jugar con ellos, puede ser muy útil a la hora de elegir por ejemplo la cena, dándole unas opciones y seré el comecocos quien decida que se comerá ese día. Por si no os acordáis de como se hacía os dejo un tutorial.

Collares y pulseras con pasta

Esta actividad no puede ser más sencilla. Vamos a necesitar unos macarrones, lacitos, caracoles y un trozo de hilo. Antes de hacer el collar podéis pintar los macarrones del color que queráis, con lunares, rayas, flores, todo lo que se os ocurra, importante que sean rotuladores permanentes para que luego no se manche nada. También se pueden pintar con temperas y lo podemos hacer de una forma más sencilla, podemos colocar un poco de pasta en una bolsita de plástico y échale la mezcla con el color deseado.  Mueve bien los macarrones hasta que queden bien pintados.

Una vez terminados nuestros macarrones solo falta meterlos dentro del hilo y hacer la largura que queramos, también se pueden hacer pulseras y tobilleras.

Marcos con pajitas

Los dibujos de nuestros peques son obras de arte que merecen estar enmarcadas y expuestas con orgullo. Os propongo una manualidad reciclada muy sencilla que nos permitirá lucir en casa y decorar las paredes con los dibujos de los niños, que al menos en mi casa no son pocos, a uno de ellos le encanta dibujar.

Solo necesitamos pajitas que nos hayan sobrado de alguna fiesta, tijeras, un cordón y ¡los dibujos de los peques! A continuación os dejo un video con el tutorial.


Espero que os haya resultado útil este Post, y que podáis sacarle mucho partido. Desde aquí os animo a que compartáis tiempo con los pequeños, y los disfrutéis porque el tiempo pasa volando y cuando os deis cuenta ya estarán yendo a la universidad.

El pasar tiempo con tu familia nos ayuda a liberar estrés y tensión, mejora el clima familiar fomentando los vínculos y desarrollando mayor comprensión y confianza. Y por supuesto contribuye al desarrollo de los niños: físico, social, afectivo y cognitivo.

Deja un comentario